Ponemos atención a “las construcciones, instalaciones u obras para las que se exija la obtención de la correspondiente licencia de obras o urbanística, se haya obtenido o no dicha licencia” siempre que su expedición corresponda a la administración cliente, con especial observancia a la instalación de parques eólicos y fotovoltaicos, aplicando las relevantes STS de 14 de mayo de 2010 y 9 de noviembre de 2011, a las licencias otorgadas para naves industriales con maquinaria afecta al proceso productivo y a las obras ilegales y legalización de obras.

 

La Inspección del ICIO

Estudio de la realidad urbanística del Ayuntamiento:

Recopilamos la información de que dispone la oficina de Urbanismo del ayuntamiento, analizando la tipología de licencias de obra solicitadas, e investigamos obras realizadas sin la preceptiva licencia urbanística.

Propuesta de selección de contribuyentes:

Tras conocer la situación urbanística existente, realizamos una preselección de los contribuyentes a inspeccionar, en función de la potencial bolsa de fraude estimada.

Comunicación de inicio de actuaciones:

Después de que el correspondiente órgano del Ayuntamiento seleccione los sujetos pasivos que se van a inspeccionar, realizamos todas las tareas administrativas encaminadas a comunicar el inicio de actuaciones inspectoras, interrumpiendo con su notificación la prescripción del derecho de la Administración a investigar y en su caso regularizar la situación de los contribuyentes.

Recopilación y estudio de documentación:

Tras comunicar a los contribuyentes que se encuentran incorporados a un procedimiento de inspección tributaria, recopilamos y estudiamos toda la documentación necesaria para determinar la base imponible del ICIO, bien sea documentación que ya se encuentre en poder de la Administración, bien sea documentación requerida y aportada por los sujetos pasivos o por terceros.

Propuesta de regularización:

Determinado el coste real y efectivo de la obra objeto de inspección, si procede proponemos la regularización de la situación del contribuyente mediante la liquidación definitiva del Impuesto.

Cierre de expedientes y memoria:

Tras cerrar cada uno de los expedientes de inspección incoados, bien en conformidad o bien en disconformidad con el contribuyente, contestando en este último caso todas las alegaciones y recursos que se generen durante la instrucción del expediente, realizamos una memoria de cierre en la que damos cuenta de todas las actuaciones realizadas y de los resultados obtenidos.